jueves, 19 de noviembre de 2009

En tus brazos...

En tus brazos fui, en tus brazos existí
En tus brazos reí, en tus brazos estuve...
En tus brazos fui yo una y otra vez
¿Cuantas veces desee que así fuera siempre?

En tus brazos aprendí tanto, tanto de mi, tanto de ti
Aprendí lo que es sufrir, lo que es amar,
En tus brazos perdí la cordura, perdí la noción del tiempo tantas veces
En tus brazos madure, en tus brazos crecí

En tus brazos volví a ser niña
En tus brazos renací, en tus brazos me perdí....
Me encontraste, me sacaste del pozo en el que me hundía
Y después de haberme salvado, me hundiste otra vez

¿Por que me diste tu mano, si terminarías por soltarme?
¿Por que juraste tanto si sabías que no podrías cumplir?
¿Por que llegaste a ser mi todo, y te convertiste en mi nada?
Si nada es para siempre, ¿Gustarías ser mi nada?

Pero de nada sirve estancarse en un pasado que no volverá
De nada sirve pensar en lo que te di, si terminaste por rechazarlo
Ahora tu eres felíz, ahora yo intento serlo sin ti
Ahora ya nada es igual, pero podría esperar...

Esperar, siempre espero, espero no esperar nada...
"Dichosos los que nunca esperan, nunca serán defraudados"
Pero me he cansado de hacerlo, aunque, para serte sincera
¿Cuantas veces no me he hecho creer que así lo es?

Contigo o sin ti, debo seguir
Contigo o sin ti, aprendo a vivir
Sin ti, es como debo estar, es como tiene que ser
Sin ti, es como me quede, es como tiene que ser.

Lourdes Madrid J.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada